Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

 

HISTORIA DE CIUDAD OJEDA

Las poblaciones indígenas de la cuenca del Lago de Maracaibo tienen una historia no menos de 18 mil años de la llegada de los europeos. En este contexto, podemos ubicar al pueblo palafitico de agua – de la etnia añú – que los aborígenes llamaban Paraute como la primera referencia histórica de lo que hoy se conoce como Lagunillas.

Paraute era un pueblo de ascendencia arahuaca y estrechamente relacionado con jiraharas, cuicas y misisoas. Sus habitantes producían en tierra firme maíz y frutas y habían desarrollado una excelente técnica en la fabricación de embarcaciones: usaban el “mene” o brea para calafatear dichas naves. Crearon una cultura en la cual destacaban la alfarería (con una técnica muy compleja y de notables estética), la actividad agrícola y la cría de animales.

Entre 1529 y 1530, Alfinger logró recorrer buena parte de la Costa Oriental del Lago; paso por paraute y otras poblaciones indígenas llamadas Moporo, Tomoporo y Misoa. El mismo recorrido lo hacen Iñigo de Vasconia y Francisco del Castillo en 1532 y más tarde Francisco Martín, quien realiza la primera descripción del pueblo de los parautes, hoy lagunillas.

En 1774, el obispo Martí se refería a los pueblos de agua – Lagunillas, Misoa y Tomoporo – como “La Venecia de estos lados”.

Con la llegada de los colonizadores españoles, los nativos de la zona se redistribuyeron y fueron muchos los que perecieron. El área fue sometida a régimen de encomiendas a principios del siglo XVII. En el territorio cercano al rió Tamare se estableció un pequeño centro poblado de indígenas y españoles, pero para fines de ese mismo siglo ya era solo de los extranjeros. Este sitio es reseñado por los frailes capuchino entre 1694 y 1707 y también lo refiere el propio obispo Martín.

Nuestra Señora de la Concepción de Lagunillas fue le primer nombre castizo adjudicado al actual Municipio Lagunillas en 1730 y luego en 1774 se le llamo Nuestra Señora de la Candelaria de Lagunillas. Su territorio fue de gran atracción para los españoles por la presencia del mene (Petróleo) que emanaba espontáneamente en manantiales, y el cual era utilizado por loe indígenas en buen parte de las actividades de la comunidad, incluido el uso con fines curativos. Es muy recordada en aquella anécdota ded que la reina de España ordeno llevar petróleo de esta tierra para adminístraselo al rey Carlos V, quien sufría una afección bronco pulmonar.

El alemán Alexander Von Humboldt y los franceses Francois Depous y Animé Bonpland describieron el uso del asfalto por los indígenas y dieron información de él a toda Europa, señalando a un pueblo de agua llamado Lagunillas como fuente de esta sustancia. No obstante, los europeos, buscadores de riquezas en oro y perlas, no le concedieron mayor importancia a la zona de la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, considerados por ellos como un área de escasos recursos.

En 1876 W. Briceño Méndez también menciona el petróleo de San Timoteo y Lagunillas. Así, el territorio lagunillense, antes conocido por sus casas en agua, ahora ganaba fama por sus depósitos de mene.

A mediados del siglo XVII, lagunillas era una comunidad indígena compuesta por 38 palafitos sobre el diáfano lago de Maracaibo.

Los nativos llamaban al poblado “La laguna” donde residían 291 personas, que levantaron sus casas sobre fuertes horcaduras y estacas, hundidas en la arena del lecho lacustre.

El pueblo de Paraute existía para 1559 durante el mestizaje del cruce entre el conquistador blanco, el indio y el negro, se formo el lagunilleros de color moreno, estos pescaban en el lago y completaban su dieta con carne de conejo, icotea, cachicamo, yaguasas y otros animales de los montes vecinos. Palanqueando cayucos por la ciénaga, sacaban la paja de enea y la turma.

Fue inscrita en la Ley de División Territorial de la Republica de Venezuela, como Parroquia del entonces Canto de Altagracia.

Las esterillas de eneas, los aperos de pescas y las manualidades fabricadas en el poblado para el trueque comercial fueron suplantados poco a poco por comercios instalados por margariteños, trinitarios, falconianos y andinos combinando el venta de alimentos con la venta de aguardiente, tabaco, chimon mientras que otros se aventuraban montando negocios de juegos para arruinar uno a uno a los incautos trabajadores de la compañías establecidas al inicio de la explotación petrolera, Venezuela Oil Company, la Gufl Petroleum y la Lago Petroleum.


¿
Por que Lagunillas?

Lagunillas significa Laguna Pequeña. La denominación de este municipio proviene de una pequeña laguna que se origino en al Costa Oriental del Lago de Maracaibo, en la desembocadura del río Pueblo Viejo conocido en el pasado como río Paraute. La población originaria de la zona pre-europea era descendiente de los Arawacos, de donde provienen a su vez los Paraujanos, Caquetios y Guajiros. Es sabido que en épocas lluviosas el caudal del río Paraute se triplicaba, desbordándose y cubriendo de agua grandes áreas de la zona de contacto con el Lago de Maracaibo, estas lagunas pequeñas o Lagunillas dieron el nombre a este municipio.


Un Lado Oscuro

Lagunillas de agua se fue trasformando en un centro de derroche de malversación y nido de perversiones, prostitución y degeneraciones nocturnas, las respetuosas costumbres de los lugareños que veneraban a la Virgen del Paraute fueron pervertidas por los foráneos indispusiendo la santa paciencia del sacerdote que asistía religiosamente desde Ceuta quien arengo a la feligresía durante un severo sermón y los alertos sobre las graves sanciones por venir la gente hizo caso omiso a sus palabras, pero el castigo llego en forma de vendavales y dos incendios menores y uno que lo destruyo el 13 de noviembre de 1939.

 

Vista aérea de la antigua población de Lagunillas de Agua

Foto: Vista aérea de la antigua población de Lagunillas de Agua antes de comienzo del siglo XX y antes de del voraz incendio.

 


Se quema Lagunillas de Agua

Ese día cuando lagunillas de agua ardió el jefe civil de ese entonces Fermando Olmos se movía nervioso por todo el poblado, recorría la planchada o calle real y la otras tres avenidas de madera advirtiendo a todas las familias que la superficie del lago, debajo de sus viviendas lucia una espesa nata de petróleo derramado por la avería del Pozo 1 de la Venezuela Gufl Petroleum, gases inflamables de las instalaciones petroleras cercanas también saturaban la atmósfera de la población esto obligaba a sus habitantes guardar mucha prudencia.

Se prohibió en todo el condado se incendiara cualquier tipo de combustible, basura o desechos y hasta se prohibió que se encendiera la mini planta de energía que suministraba energía a la planchada para encender sus apenas ochos (8) bombillos, debido a la prohibición de por parte el jefe civil las noches de lagunillas de agua eran muy oscuras y tenebrosas Alicia Mendoza prostituta de oficio y dueña del Bar Caracas quiso prender una lámpara de gas y la hacerlo el fuego abrazo sus brazos lanzando la lámpara al lago originando el gran incendio que se extendió sobre toda la planchada hacia la tierra.

Todo se transformo en confusión hombres, mujeres ancianos y niños corrían desesperados todo era humo, calor y fuego se oía lamentos de dolor y auxilios en la oscuras esquinas de la población que poco a poco se esta consumiendo en el fuego, trabajadores de la Venezuela Gufl Petroleum que se encontraban de guardia en esa hora vieron como el incendio que consumía a la población y arrimaron una gabarra y amanera de puente entre el poblado encendido y el muelle de embarque de la empresa crearon una vía para que las personas pudieran escapar, durante horas el fuego arraso con todo reduciendo a solo cenizas y recuerdo a los 300 palafitos y sobre todo dejando como resultados a mas de 500 muertos y que los cadáveres de estas personas fueron apiladas el lado del muro de contención que la Venezuela Oil Concessions comenzaba a construir y muchos de estos sepultados en fosas comunes.


Fundación de Ciudad Ojeda

Ciudad Ojeda nace el 13 de Diciembre de 1937 por el Presidente de la República de Venezuela Eleazar López Contreras, luego de 5 años de la tragedia de Lagunillas de agua originada por un incendio de magnitudes impresionante originándose desde el 16 de Abril de 1932 y siendo el 13 de Noviembre de 1939 el que destruyo a la antigua población de Lagunillas de Agua luego de que una mujer lanzara al lago una lámpara con la que se estaba quemando.

Cinco años debieron de transcurrir desde la primera tragedia para que Eleazar López Contreras decretara la fundación de Ciudad Ojeda, núcleo citadino que nace para albergar a los pobladores de lagunillas de agua, fue esta una tarea compartida entre el estado venezolano y las compañías petroleras que operaban en la zona. Sin embargo como se ha mencionado, Lagunillas sufrió un incendio en el años de 1939 que destruyo totalmente el pueblo. Para la fecha aunque recién se había concluido la primera parte del nuevo poblado, los lagunillenses fueron trasladados. Se decreto entonces como fecha de fundación de Ciudad Ojeda el 13 de diciembre de 1939.

El 19 de enero de 1937, el Presidente Eleazar López Contreras decreta la fundación de Ciudad Ojeda como un núcleo para albergar los habitantes de la población de Lagunillas de Agua. El nombre es un homenaje al descubridor del Lago de Maracaibo, Alonso de Ojeda.

La construcción de la ciudad se inicia en el mes de julio y participan en la tarea el Gobierno venezolano y las compañías petroleras. La primera etapa concluye el 9 de julio de 1939, sin embargo, los pobladores fijaron como fecha de fundación el 13 de diciembre, día de Santa Lucía y patrona de la ciudad.
 

Eleazar López Contreras

Foto: Presidente Eleazar López Contreras en visita a la Costa Oriental del Lago luego de que Lagunillas de Agua fuera consumida por los incendios.

 

Ciudad Ojeda capital del municipio lagunillas, se convierte en foco de atracción para pobladores de otras regiones venezolanas (debido principalmente a la explotación petrolera) y de otras latitudes mundiales, luego de la segunda guerra mundial, una numerosa inmigración italiana llega para actuar decisivamente en el devenir económico, social, cultural e histórico de esta ciudad de la costa oriental del lago de Maracaibo.

En la década de los 60, Lagunillas y en especial Ciudad Ojeda toman un auge definitivo por ubicación estratégicas en el corazón de la zona petrolera del Zulia. La ciudad capital del municipio es el más importante centro del dinamismo comercial de la COL; sirve de asiento a empresa métale mecánicas, agropecuarias y sobre todo a compañías que prestan servicios a la industria petrolera. Pero Lagunillas es también Campo Lara y la Pica Pica, poblaciones agrícolas y pecuarias que contratan con el paisaje petrolero de otros poblados del municipio y que también le dan hoy un impulso claro al desarrollo de este privilegiado territorio Zuliano.

Hoy Ciudad Ojeda es una de las pocas poblaciones urbanística mente planificadas en Venezuela y hoy su desarrollo físico salta a la vista.


Copyright © 2004
Ciudad Ojeda. Todo los Derechos Reservados.

 
DE INTERÉS.....

Mas de 5000 personas murieron consumidas por las llamas durante el gran incendio que destruyo a la población de Lagunillas de Agua pero irónicamente la destrucción de esta poblado abrió mas los caminos para la fundación de la ciudad que hoy en día conocemos como Ciudad Ojeda.

Era conocido como Lagunillas de Agua ya que su población estaba  asentada en las orillas del Lago de Maracaibo y sus casa eran palafitos.

Lagunillas de Agua fue sometida por diversos vendavales y dos incendios de menores proporciones antes del gran incendio que cabo por completo con esta población y diversas vidas.